¿TIENES ENERGíA VITAL? ¿TE NUTRES CON VITAMINAS? O POR EL CONTRARIO ¿VIVES COMO UN ZOMBIE?

¿TIENES ENERGíA VITAL? ¿TE NUTRES CON VITAMINAS? O POR EL CONTRARIO ¿VIVES COMO UN ZOMBIE?

ÉCHALE UNA MANO A TUS DEFENSAS

Si bien es cierto que tenemos un cuerpo muy inteligente a la hora de combatir agentes externos, es importante tener en cuenta que podemos echarle una mano a nuestras defensas con la ingesta de alimentos que pueden ser muy fáciles de preparar, deliciosos y tienen muchísima importancia a nivel nutricional, pero siempre recuerde que si está  en factor de riesgo, tiene alguna enfermedad, o está preocupado/a por tu salud, hable con su médico antes de cambiar drásticamente su dieta, es una recomendación súper importante  porque debemos cuidarnos con amor y responsabilidad ante todo. 

Pues bien, el día de hoy los protagonistas serán 3 de esos alimentos y  nutrientes que nos ayudan a estimular nuestras defensas:

ZINC

El Zinc es necesario para un sistema inmunológico saludable. La falta de zinc puede hacer que  una persona sea más susceptible a enfermedades y dolencias. Este nutriente esencial ayuda a mantener la capacidad del cuerpo a producir nuevas células y enzimas, procesar carbohidratos, grasas y proteínas en los alimentos y también aumenta la velocidad de curación de los músculos y heridas.

¿Qué alimentos contienen grandes cantidades de zinc?

Si eres carnívoro muy bien para ti, porque las carnes rojas son particularmente altas en zinc, también lo son los mariscos y los huevos.

Si eres vegano la buena noticia es que puedes optar por las nueces, granos enteros y legumbres (como garbanzos, lentejas,y frijoles etc.)

JENGIBRE

El Jengibre estimula las respuestas defensivas de la mucosa digestiva y respiratoria superior ayudando el cuerpo a defenderse de las infeccionescombate los síntomas  del resfriado y la gripe, está lleno de hierro, calcio, magnesio, es un ingrediente mágico si te sientes mal, también  es bueno para el intestino, puede ayudar con la digestión y el estreñimiento. es conocido como «la medicina universal» en la Ayurveda (es el nombre de la medicina tradicional de la India, tiene como objetivo común la unificación de cuerpo, mente y espíritu, proclamando que la enfermedad y la salud son el resultado de la confluencia de tres aspectos principales de la existencia).

VITAMINA C

La Vitamina C es esencial para estimular el sistema inmunológico, conocida como ácido ascórbico, es recomendable centrarse en los alimentos integrales ya que los jugos generan pérdida de nutrientes (pero mejor jugos que nada).

La tenemos en las manzanas, zanahorias, pepinos, apio, crudos  están llenos de vitamina C de fibras y de antioxidantes.

En forma de suplementos la vitamina C liposómica es más efectiva ya que es un suministro lento. 

Otros alimentos ricos en vitamina C incluyen limones, naranjas, brócoli, pimientos, kiwi, papaya entre otros.

ALIMENTOS FERMENTADOS

Los alimentos fermentados estimulan el crecimiento de bacterias buenas en el intestino, y cuando sus niveles son altos, también lo hacen sus niveles inmunes, defendiéndose de las infecciones virales.

Si le gusta el saurkrauf, el miso, el kéfir y sus parientes que estimulan el sistema inmunológico, agregue solo una cucharada o dos cada día a su dieta.

Con el Saukraut (evite comprarlo en la tienda, que probablemente haya sido pasteurizado al calentarlo y rellenarlo con azúcar, lo que matará la bacteria y la hará generalmente poco saludable) en su lugar haga el suyo rayando la col o repollo crudo y colocándolo en un frasco para fermentar con sal.

JARABE DE SAÙCO:

Las bayas de saúco se consideran un fruto silvestre, de una apariencia similar a los arándanos, son conocidas con el apodo de «exterminador de virus» debido a que los  virus se visten con púas afiladas, para protegerse atacar y permitir que invadan las células sanas. La investigación ha demostrado  que los compuestos protectores en las bayas de saúcos eliminan esos picos en un par de días, evitando la propagación del virus de ahí viene su apodo. Un estudio Israelí que analizó los virus y la eficacia del jarabe de saúco, mostró que aquellos que tomaron una dosis diaria se recuperaron mucho más rápido que el grupo de control. El 20% mejoró en 24 horas el 70%en 48 horas y el 90% se recuperó por completo en 3 días.

También debemos tener en cuenta que tener una vida más saludable, hacer ejercicio especialmente el cardiovascular fortalece las células del sistema inmune y reduce la inflamación para que el cuerpo use sus defensas para combatir la infección.

Dormir bien es esencial porque es el momento en que el cuerpo puede repararse a sí mismo. 

Intenta ser feliz lo mas que puedas porque el estrés y la soledad no son buenos acompañantes.

Espero que te haya gustado esta piccola información, y que la recibas con todo el cariño, por poco que sea algo aprendemos siempre cada día no olvidemos esto.

 “El Éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos día tras día”

Hasta la próxima

Sahemi Sahem