Testosterona Masculina

Testosterona Masculina


Testosterona:

La testosterona es una hormona que estimula y controla el desarrollo de músculos, huesos, piel, órganos sexuales y la mayoría de las otras características físicas masculinas. Recientemente, los científicos han descubierto que la testosterona también ayuda a la función mental, mejorando las habilidades visuales y perceptivas. La testosterona masculina es producida en los testículos por un grupo de células conocidas como células de Leydig.

Estas células comienzan a secretar altas dosis de testosterona durante la pubertad para desencadenar un aumento de la masa muscular magra, el desarrollo de órganos sexuales, la formación de huesos y niveles de energía más altos. Los niveles de testosterona alcanzan su punto máximo durante los primeros o mediados de los años veinte de un hombre.

Al igual que ocurre con la dopamina, la testosterona provoca un incremento de los niveles de acetilcolina. Al ser una hormona implicada en el funcionamiento cerebral, puede ejercer influencia en la capacidad de mantener la información en la memoria y evocarla posteriormente de aspectos cognitivos como la memoria.

La acetilcolina promueve el sueño REM en nuestro cerebro, y lo hace al concentrarse en una estructura muy especial: el prosencéfalo basal. Gracias a ello, gracias a que entramos en esta fase de sueño paradógico o sueño rápido, logramos almacenar mejor los recuerdos y la información obtenida durante el día. (El sueño REM representa el 25% del ciclo de sueño y ocurre por primera vez entre 70 y 90 minutos después de dormirse. Dado que los ciclos de sueño se repiten, se entra al sueño REM varias veces durante la noche. Durante el sueño REM, el cerebro y el organismo se energizan y es cuando se sueña.)


Testosterona en hombres mayores A medida que un hombre envejece, la cantidad de testosterona producida por las células disminuye. A la edad de sesenta años, el hombre promedio habrá perdido casi el 50% de su suministro de testosterona. Además, otros factores (como el estrés, la falta de sueño, la inactividad física, el uso de medicamentos recetados y la bebida) pueden hacer que los niveles de testosterona disminuyan drásticamente. Aunque existe una conciencia cada vez mayor del papel vital que desempeña la testosterona en la salud general de un hombre, la gran mayoría de los hombres todavía no reconocen los síntomas clave de la deficiencia de testosterona.


Deficiencia de testosterona y síntomas:
Los síntomas de deficiencia de testosterona incluyen depresión, fatiga, bajo deseo sexual, irritabilidad, pérdida de vello facial / corporal, adelgazamiento y / o arrugamiento de la piel, aumento de peso y debilitamiento tanto del tejido óseo como muscular. Eventualmente, los desequilibrios de testosterona pueden sentar las bases para el desarrollo de enfermedades más graves. Los niveles bajos de testosterona también pueden alterar el metabolismo del azúcar en la sangre del cuerpo, provocando obesidad y diabetes. Las deficiencias crónicas también pueden promover la aparición temprana de osteoporosis y enfermedades cardíacas.

La alimentación puede ayudar a mejorar la producción de testosterona, cosa que puede influir directamente no solo en la actividad sexual sino también en la calidad de los espermatozoides, en la fertilidad y en el incremento de la masa muscular. Estos siete alimentos pueden aumentar los niveles de testosterona.

Huevo
“Es un alimento excelente, muy completo nutricionalmente, que según recientes estudios podemos consumir a diario. Contiene vitamina D, que se ha demostrado que aumenta la producción de testosterona”, Según un estudio de la Universidad Médica de Graz, en Austria, elaborado con un grupo de hombres, la vitamina D está involucrada directamente en la regulación del metabolismo androgénico masculino. Esto significa que todos aquellos que consumían más vitamina D generaban una mayor cantidad de testosterona en sangre.

Es por ello, de hecho, que la libido suele aumentar en verano, ya que la exposición al sol está directamente relacionada con la sintetización de esta vitamina. El huevo es, por otro lado, una buena fuente de proteínas de alto valor biológico, que alimentan la masa muscular, de manera que son excelentes aliados de todos aquellos que practican deporte.

Ajo
El ajo es uno de los alimentos que mejora la actividad sexual masculina
El ajo es bueno para muchas cosas. Mejora la circulación sanguínea y es un potente antibiótico natural, contiene antioxidantes, mantiene los niveles de colesterol y contribuye a regular la presión sanguínea, entre otras propiedades. Pero además también es bueno para aumentar los niveles de testosterona en sangre y, entre otras cosas, mejorar la actividad sexual masculina. Según un estudio de la de Kobe Women’s University, en Japón, el disulfuro de dialillo, un compuesto que se halla en el ajo, estimula la liberación de la hormona lutenizante, causante del aumento de producción de testosterona en los testículos.


Aguacate
El aguacate está considerado un superalimento
Las grasas insaturadas que contiene el aguacate son buenas para la producción de testosterona
“Es rico en grasas insaturadas, presentes también en otros alimentos como el aceite de oliva, que se ha demostrado que son beneficiosas para la producción de testosterona”, Según un estudio publicado en el Journal of Steroid Biochemistry, que examinó el consumo de grasas en un grupo de hombres sanos, aquellos que redujeron su consumo de grasas saludables (es decir, monoinsaturadas y poliinsaturadas) vieron cómo disminuían las concentraciones de testosterona en sangre.

Nueces
Contienen vitamina E, que algunos estudios relacionan con el aumento de la testosterona y, por tanto, de la libido, pero también selenio, “un mineral fundamental que influye en los niveles de testosterona y mejora tanto la cantidad como la calidad de los espermatozoides”, Las nueces contienen, además, ácidos grasos insaturados como los del aguacate y el aceite de oliva, que también influyen en la producción de esta hormona. Otros alimentos que contienen selenio son las castañas, los piñones, los champiñones, los cereales integrales, la avena o el pepino.

Brócoli
El brócoli es un alimento fundamental para aquellas dietas que buscan ganar músculo libre de grasa,
verduras como la coliflor, el repollo o el brócoli ayudan, a reducir los excesos de estrógenos, el brócoli es, por tanto, un alimento fundamental para aquellas dietas que buscan ganar músculo libre de grasa, y se le considera un “defensor natural” de la testosterona. Es, además rico en fibra y antioxidantes, bajo en carbohidratos, muy bajo en calorías y rico en zinc, otro mineral decisivo para el buen funcionamiento del aparato reproductor masculino.

Arándanos
Los arándanos reducen los niveles de cortisol y al reducirse esta hormona los niveles de testosterona pueden aumentar.
Añadir un puñado de arándanos a las ensaladas, al yogur, tomarlos como tentempié a cualquier hora o incluso como postre es un gesto que reportará grandes beneficios. Los arándanos mejoran la salud de nuestro cerebro y el funcionamiento de las vías urinarias, además de ayudar a disminuir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, en sangre, al reducirse esta hormona los niveles de testosterona pueden aumentar y, ambos fenómenos pueden dar lugar a una mejora en el rendimiento sexual y deportivo.

Ostras
Las ostras son ricas en zinc, un mineral directamente relacionado con la producción de esperma,
las ostras son popularmente conocidas como el alimento afrodisíaco por excelencia. “El zinc inhibe la aromatasa, encargada de transformar la testosterona en estrógenos”. El problema es que además de eliminar gran parte del zinc a través de secreciones biliares, pancreáticas e intestinales, este mineral se elimina también a través de la transpiración, de manera que muchos deportistas pueden llegar a tener niveles deficitarios.

Suplementos naturales de testosterona
Los suplementos de apoyo de testosterona (o ayudas de testosterona) están destinados a mejorar su rendimiento. La testosterona es la hormona masculina principal. La suplementación con testosterona puede aumentar el deseo sexual masculino, fortalecer los huesos, los músculos, disminuir la grasa corporal, mejorar la capacidad de pensamiento, aumentar los niveles de energía y proteger contra la aparición de depresión y enfermedades cardíacas.

Sahemi Sahem