Ejercer un liderazgo con valores es posible, al seguir estas 4 fases

Ejercer un liderazgo con valores es posible, al seguir estas 4 fases

En un mundo en el que existen tantas opiniones, no solo es indispensable hacerse escuchar, sino también transmitir un mensaje realmente significativo y que aporte un valor real a la audiencia, algo que puedes lograr al ejercer un liderazgo con valores, ya que este se traduce en el interés real por el desarrollo personal y profesional… algo que todos necesitamos hoy en día.

Ejercer un liderazgo con valores es posible, al seguir estas 4 fases

Un líder realmente excepcional sabe que la herramienta más poderosa que le permitirá influenciar a su audiencia son los valores que le han permitido mejorar a sí mismo, por ello no solo los inculca, sino que también los mantiene inmersos en cada uno de sus actos y decisiones.

¡El liderazgo con valores se enseña a través del ejemplo y de la excelencia!

Pero por supuesto, para desarrollar este tipo de liderazgo necesitarás transitar 4 fases, que a continuación te vamos a explicar.

¿Cuáles son tus valores personales?

Para ejercer un liderazgo con valores, no solo necesitas tenerlos, sino también determinar cuáles son aquellos que realmente te importan y te definen como persona. Esto se debe a que en numerosas ocasiones algunos líderes no tienen idea de lo que es importante para ellos, así que simplemente se apegan a los valores básicos, pero en realidad no los siguen.

Es como decir que eres una persona muy puntual (porque es lo que te han enseñado) pero luego llegas a cada reunión de negocios 30 minutos tarde. Este tipo de incongruencias nunca son bien recibidas de parte de cualquier equipo, lo que lógicamente acaba por afectar el liderazgo.

Ejercer un liderazgo con valores es posible, al seguir estas 4 fases

Con esto en mente, te recomendamos realizar una lista de los valores que realmente te importan, y por los que riges tu comportamiento personal y profesional. Pueden ser la honestidad, la calidad, la puntualidad, la competitividad (sana por supuesto), la pasión por trabajar en equipo o la orientación al cliente.

Dedícate un tiempo a solas contigo mismo, evalúate como persona y como empresario, y determina estos valores. Te aseguramos que el camino se esclarecerá mil veces más después de que los tengas claros, facilitando tu liderazgo.

¿Cuál de estos valores aplicas en tu día a día como líder?

En esta segunda fase debes ser honesto contigo mismo, porque ya estableciste cuáles son los valores más importantes para ti, aquellos por los que deseas que te reconozcan, los que inculcarás a tu equipo y en los que te enfocarás para desarrollar tu negocio. Pero ahora es necesario determinar cuántos de ellos ya estás aplicando en tu día a día, para así saber si hay alguno que estás dejando pasar.

Ejercer un liderazgo con valores es posible, al seguir estas 4 fases

Para ello, también puedes preguntarle a tu equipo ¿Cuáles son los valores que creen que existen aquí, que están viviendo en tu día a día? ¿Qué creen que tenemos?

Sería como una especie de auditoría cultural, con el fin de asegurarte qué valores te falta potenciar, cuáles ya estás evidenciando, y cuáles te pueden ayudar en la consecución de ciertas metas.

Nivel de confianza del líder

La confianza es como el pegamento que lo une todo, sin ella no puede existir influencia, y sin influencia no hay liderazgo. De hecho, un estudio de Harvard Business Review indicó que en las empresas en las que existe un alto nivel de confianza, se suele disfrutar de un 74% menos de estrés, las personas están un 13% menos enfermas, tienen un 50% más de productividad, un 106% de más energía, un 29% más de satisfacción, y ¡Un sorprendente 76% más de compromiso!

Son equipos felices, comprometidos, apasionados por lo que hacen, y que lógicamente logran mejores resultados, por ello es importante averiguar el nivel de confianza que tiene tu equipo en ti, o potenciarlo directamente.

Asegúrate de liderar con el ejemplo, de lograr resultados, de demostrarles compromiso y lealtad, de apoyarlos. Mantente allí para tu equipo, y ellos estarán allí para ti, confiando cada vez más en tu liderazgo.

3 pilares del liderazgo con valores

Todo líder con valores logra avanzar y mantenerse en la cima, siempre y cuando cuente con 3 grandes habilidades: el dominio personal, para liderarse a sí mismo y ser capaz de reconocer qué aspectos debe potenciar; la integridad, que le permitirá ejercer su liderazgo de la manera más profesional y honesta posible, manteniendo sus valores; y la generación de resultados, que es la que incrementará la confianza en sí mismo y de parte de su equipo.

¿Ya has atravesado alguna de estas fases? Anímate a ejercer un correcto liderazgo con valores, y lleva a tu equipo a la cima de la manera más profesional y efectiva posible.

¡Éxitos!