La Fruta y sus beneficios

La Fruta y sus beneficios

Las frutas nos aportan agua, vitaminas, minerales, fibra y diferentes compuestos beneficiosos para el organismo. Por sus antioxidantes, previenen el envejecimiento prematuro de las células, dándote una piel más limpia, joven, suave y sana y mayor calidad de vida. A continuación un top de las 10 frutas mas importantes y beneficiosas para el organismo:

Cerezas

Ácido úrico:

Esta pequeña fruta rica en vitaminas A, B, C, E, K, además de ser una fuente de hierro, calcio, magnesio, potasio y azufre reporta numerosos beneficios para la salud. Contiene nutrientes esenciales que combaten las inflamaciones, las infecciones y hasta el cáncer. Esto último se debe a que, según recientes estudios, el ácido elágico y las quercetina que contienen las cerezas ayudan a frenar el crecimiento y la propagación de los tumores sin causar daños a las células sanas. Su consumo regular permite reducir de manera significativa los niveles de ácido úrico, gracias a su alto contenido en antocianinas, por lo que previene la gota. Además, se han demostrado también sus beneficios para el corazón, el colon y otros órganos del cuerpo.

Kiwi

Problemas respiratorios y colesterol:

La mezcla de minerales, vitaminas y, sobre todo, fitonutrientes, hace de los kiwis un alimento protector contra las enfermedades respiratorias, además de las patologías cardiacas. Sus propiedades también son beneficiosas para mejorar la salud cardiovascular, regular la presión arterial y reducir los niveles de colesterol. El kiwi está considerado un superalimento debido a su alto contenido en vitamina C, fibra, potasio y antioxidantes. Por tanto, para maximizar sus beneficios es recomendable consumirlo maduro, ya que así contará con mayores cantidades de antioxidantes, que mejoran sus efectos saludables.

Fresas

Tensión:

La fresa ofrece innumerables beneficios a la salud, ya que es excelente fuente de vitamina A, C y E, lo que la convierte en un escudo contra enfermedades como cáncer, gota, artritis y anemia. La ingesta de unas cinco o seis fresas al día es suficiente para cubrir la dosis diaria recomendada de vitamina C, lo que reducirá enormemente el riesgo de desarrollar distintos tipos de cáncer, como el de mama y estómago. Otro de sus beneficios es que ayudan a reducir la tensión arterial y garantizan la salud cardiovascular.

Arándanos

Infecciones y diarreas:

Estos saludables frutos representan una fuente inagotable de nutrientes esenciales y compuestos como los ácidos fenólicos y los flavonoides que estimulan el sistema inmune. Debido a los polifenoles que contienen los arándanos, especialmente los silvestres, destacan por sus propiedades antioxidantes, antinflamatorias y de control de la agregación plaquetaria que, junto con la acción vasodilatadora de otras sustancias, representan un alimento beneficioso en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y sus trastornos.

1. Alivian la diarrea

Los taninos y las antocianinas (pigmentos azules que se encuentran en la pulpa de este fruto) son beneficiosos para contrarrestar episodios de diarrea. En caso de padecer de estreñimiento es aconsejable no tomar.

2. Fortalecen los capilares

Mejoran la circulación y son beneficiosos en caso de capilares débiles. En este sentido, se ha demostrado que el consumo de arándanos es eficaz para el tratamiento del daño de la retina y la fragilidad y permeabilidad capilar del ojo. En este sentido, la sintomatología de diferentes enfermedades y afecciones que cursan con inflación, tales como la fibromialgia, la diarrea, las irritaciones de boca y garganta, se verá reducida.

3. Acción antiedematosa y diurética

Es beneficioso para ayudar a tratar la insuficiencia venosa crónica, las hemorroides, celulitis, retención de líquidos y venas varicosas por su acción diurética.

4. Mejora de la función cognitiva

Sustancias como el ácido gálico, presente en los arándanos, tienen una función neuroprotectora, especialmente en los casos en que se produce una degeneracion oxidativa. El consumo de arándanos previene el desarrollo precoz de enfermedades que cursan con neurodegeneración como es el caso del Alzheimer o el Parkinson. De hecho, existe una dieta llamada “Dieta MIND”, por el acrónimo de Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay, que se puede traducir como ‘dieta de intervención para el retraso neurodegenerativo’ y está pensada, especialmente, para las personas mayores y para aquellas que tienen algunas enfermedades neurodegenerativas.

5. Reduce los niveles de colesterol y la presión arterial

Estudios realizados por la Universidad de Florida, confirman la eficacia de este fruto para reducir y regular la presión arterial. Su efecto sobre la función hepática hace que aumente la síntesis de colesterol HDL (el bueno) e inhiba la del colesterol LDL (el malo).

6. Mejora la diabetes

El consumo de arándanos mejora la respuesta del cuerpo a la insulina, hormona producida por el páncreas, que ayuda al cuerpo a metabolizar los carbohidratos y evita la subida brusca del azúcar en sangre. Este efecto es mayor cuando los arándanos se toman en decocción, es decir, cocido en agua, incluyendo las hojas.

7. Prevención y tratamiento de las infecciones de orina

Los arándanos rojos tienen un efecto terapéutico menos que los azules, pero los primeros, los rojos, destacan por jugar un papel importante en la prevención y tratamiento de la infección de orina y la cistitis, debido a los ácidos orgánicos que contienen que aumentan la acidez de la orina y evita que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga y empiecen a multiplicarse. Por otro lado, los flavonoides ayudan a la desinflamación en el caso de la cistitis. En definitiva, los arándanos, sean azules o rojos, están considerados un superalimento que actúa contra las infecciones, inflamaciones, trastornos digestivos y cardiovasculares. Además, están ricos y son ideales para comer a media mañana a modo de tentempié. Diversos estudios han señalado su capacidad para mejorar la resistencia contra los microorganismos que causan infecciones bacterianas o fúngicas. Debido a sus taninos, tiene propiedades antidiarreicas.

Granada

Quemaduras solares y envejecimiento de la piel:

Como la mayoría de las frutas y verduras, su contenido en vitaminas, minerales y fitoquímicos fortalece el sistema inmunológico. Las semillas que se encuentran en cada uno de los granos de granada son fuente de fibra y de grasas benéficas. Las semillas de esta fruta ayudan a proteger la dermis y la epidermis, mediante la regeneración de las células de la piel, por lo que están indicadas para tratar quemaduras solares e incluso para acelerar el ritmo de curación de una herida. Las granadas son muy nutritivas por lo que su consumo diario también ralentiza el envejecimiento de la piel, protegiendo contra las arrugas, las manchas causadas por el sol o los nocivos efectos de los rayos uva.

Sandía

Accidentes cerebrovascualares:

Refrescantes y nutritivas, las sandías también ofrecen beneficios para el cuidado de la piel, al igual que las granadas. Además, contiene un tipo de aminoácido que favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, ayudando a reducir la tensión y previniendo los accidentes cerebrovasculares y ataques al corazón. La sandía es una gran fuente de betacarotenos, que en el organismo se convierte en vitamina A, excelente para prevenir la degeneración asociada con la edad. Asimismo, contiene vitamina C, antioxidante que reduce el riesgo de cataratas. Por otra parte, hay que señalar que son una excelente fuente de licopeno, un beneficioso antioxidante.

Pomelo

Cáncer de pulmón:

Una rica fuente de vitaminas, antioxidantes y flavonoides que ofrecen una protección natural contra el cáncer de pulmón, además de proteger la vista y la piel. También es rica en vitamina C. De hecho, un pomelo supera en aproximadamente unos 30 miligramos la ingesta diaria recomendada de este nutriente. La vitamina C es importante porque favorece el desarrollo de colágeno y glóbulos rojos y mejora la absorción del hierro de los alimentos. El pomelo también es un alimento estrella en las dietas que permite reducir el peso de forma eficaz y sin castigar el organismo.

Papaya

Molestias estomacales:

Esta fruta tropical contiene papaína, un tipo de enzima proteolítica que ayuda a la buena digestión. Su alta cantidad de enzimas digestivas, la hace recomendable para las personas con trastornos pancreáticos y fibrosis quística, pues protege de las dolencias estomacales. La papaya tiene una variedad de beneficios para la salud desde la prevención del asma hasta incluso propiedades anticancerígenas. Sus proteínas, tales como la papaína, reducen la inflamación y aceleran la curación de quemaduras y heridas.

Bayas de saúco

Cogestión nasal, tos y gripe:

Sus propiedades ofrecen beneficios para la salud en general, aunque particularmente son muy buenas para cuidar el sistema respiratorio. Por otra parte, esta fruta contiene altos niveles de flavonoides, lo que significa que tiene propiedades antiinflamatorias, las cuales ayudan a proteger las células sanas de los radicales libres dañinos que juegan un papel importante en los problemas de la piel, tales como puede ser el acné. De hecho, la Asociación Americana de Nutrición sugiere lavarse la cara con saúco ya que ayuda a combatir el acné gracias a sus efectos antisépticos. Asimismo, las bayas de saúco contienen altos niveles de vitamina A, que ayudan a aliviar la aparición de manchas de la edad y prevenir o disminuir las arrugas, y altos niveles de fibra. En definitiva, se puede afirmar que el consumo de bayas de saúco como parte de una dieta saludable puede tener algunos beneficios para la salud, incluida la protección contra las enfermedades cardiovasculares y el cáncer colorrectal. Desde hace siglos, las bayas de saúco han sido utilizadas para tratar la gripe, la tos o la congestión nasal. Por otra parte, sus efectos diuréticos ayudan a controlar el peso.

Piña

Diversos tipos de cáncer:

Cuenta con un alto contenido en bromelina, una enzima que ayuda a combatir las células cancerígenas y diversos tipos de infecciones. La piña es una fruta deliciosa y fresca ideal para el consumo como postre, ensaladas y muchos otros platos. Te ayudará a reducir el riesgo de cáncer, enfermedades inflamatorias, enfermedades cardiacas además de ser una increíble fuente de manganeso y especialmente vitamina C. Contiene vitamina C, B1, B6, ácido cólico y minerales como el sodio, potasio, calcio, magnesio y hierro. Posee una enzima llamada bromelina, misma que le otorga la mayor parte de los beneficios que posee, mejorando la digestión y tiene la capacidad de destruir parásitos intestinales. Asimismo, ayuda a metabolizar los alimentos, por lo que tiene propiedades diuréticas.

Ángel Ortuño Asenjo