“Dormir es una inversión en la energía que necesitas para ser efectivo mañana”

“Dormir es una inversión en la energía que necesitas para ser efectivo mañana”

EL SUEÑO

El sueño es un complejo proceso biológico.Cuando dormimos estamos inconscientes, pero las funciones cerebrales y corporales siguen activas. Realizan una serie de funciones importantes para mantenernos saludables y sentirnos bien. Por ello, cuando no obtenemos suficiente sueño de calidad, sentirse cansado no es la única consecuencia. Puede afectar nuestra salud mental y física, nuestro pensamiento y nuestra vida diaria.

LOS TRANSTORNOS DEL SUEÑO

Los problemas del sueño son afecciones que alteran sus patrones normales de sueño. Existen más de 80 diferentes trastornos del sueño. Algunos de los más importantes incluyen:

. Insomnio: No poder quedarse dormido y mantenerse despierto. Este es el trastorno del sueño más común.

. Apnea del sueño: Trastorno respiratorio en el cual se detiene la respiración mientras se duerme por espacio de 10 segundos o más.

. Síndrome de las piernas inquietas: Una sensación de hormigueo o punzadas en las piernas junto a una fuerte necesidad de moverlas.

. Hipersomnia: No poder mantenerse despierto durante el día. Incluye la narcolepsia, que causa una extrema somnolencia diurna.

. Trastornos del ritmo circadiano: Problemas con el ciclo vigilia-sueño que dificultan quedarse dormido y despertarse cuando corresponde.

. Parasomnia: Conducta inusual como hablar, caminar o comer al quedarse dormido, durante el sueño o al despertarse.

TRASTORNO DEL SUEÑO POR HORARIOS DE TRABAJO ROTATIVO

. Se asocia con el trabajo nocturno, donde el conflicto entre las demandas para mantenerse despierto como parte del ambiente laboral y el establecimiento del sueño del reloj circadiano intrínseco.

. Los trastornos se manifiestan por:

  • Sueño diurno reducido e interrumpido después de la tarea.
  • Somnolencia.
  • Sueños ligeros en el trabajo.
  • Somnolencia en el trayecto al hogar.
  • Insomnio en los días libres.

. Acostarse al medio día puede ser útil y no antes, pero puede exacerbar el insomnio en las noches libres.

. El uso de cortinas o máscaras oculares puede beneficiar.

El trabajo nocturno incide directamente en la calidad de vida de aquellos que lo desempeñan».

Infinidad de estudios científicos demuestran que el trabajo nocturno no tiene nada de saludable.

Vivimos en una sociedad enfocada al día y a la luz. Las personas que trabajan de noche han de adaptar su vida totalmente a ese horario. De lo contrario acumulan cansancio y sueño que rara vez son capaces de recuperar.

Entre los diversos efectos negativos cabe destacar:

. Tendencia a la obesidad.

. Problemas de diabetes y tensión arterial muy alta.

. Deterioro cognitivo. El desgaste equivale a haber envejecido entre 5 y 10 años más y la esperanza de vida se reduce entre 8 y 10 años menos sobre la media.

REGULACIÓN DEL SUEÑO

Los seres humanos pasan un tercio de su vida durmiendo, y muchos otros mamíferos. Para los animales, el sueño puede ser una etapa vulnerable, es necesario que sean capaces de despertar rápidamente y puedan escapar o defenderse de sus depredadores. En estos periodos de transición ocurren una gran variedad de cambios que son fácilmente observables.

El sueño humano comprende básicamente dos periodos:

  1. El sueño de movimientos oculares rápidos (MOR), y 2- la fase del sueño no MOR subdividido en tres etapas.

El sueño de movimientos oculares rápidos (MOR), sueño paradójico o sueño desincronizado, también conocido por sus siglas en inglés fase REM (por Rapid eye movement), es uno de los dos estudios del sueño. Es una fase única del sueño de los mamíferos, algunas aves y otros animales los cuales tienen glándula pineal; caracterizado por movimientos oculares aleatorios y rápidos, tono muscular reducido en todo el cuerpo y propensión de la persona a soñar vívidamente. Sus nombres paradójico y desincronizado se deben a sus similitudes con la vigilia, entre las que incluyen ondas cerebrales desincronizadas rápidas y de bajo voltaje.

El sueño sin movimientos oculares rápidos (NMOR) o sueño sincronizado es uno de los dos estudios del sueño. Se alterna periódicamente con el sueño con movimientos oculares rápidos (MOR). El NMOR se divide en tres fases N1, N2 y N3 (también denominado sueño de ondas lentas). Cada fase cuenta con electroencefalografías propias.

En el paso de la primera a la tercera fase, las ondas cerebrales ralentizan y sincronizan y los ojos permanecen inmóviles. No obstante, en la etapa tres, el sueño más profundo, las EEG muestran “ondas y husos de gran amplitud y baja frecuencia”. A diferencia del MOR, en el NMOR los movimientos oculares son escasos y no hay parálisis muscular. Por lo anterior, es durante esta fase que puede presentarse el sonambulismo. Se considera que la actividad mental ocurrida durante el sueño NMOR es similar al pensamiento, en comparación con la “alucinatoria y de contenido extraño» presente en el sueño MOR.

RITMOS CIRCADIANOS

Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo de 24 horas. Estos procesos naturales responden,  principalmente, a la luz y la oscuridad, y afectan a la mayoría de seres vivos, incluidos los animales, las plantas y los microbios.

Los ritmos circadianos influyen sobre las funciones importantes del cuerpo, como las siguientes:

. Liberación y secreción de hormonas.

. Hábitos alimentarios y digestión.

. Temperatura corporal.

. Metabolismo.

. Respuesta inmunitaria.

LA LUZ AZUL

La luz azul activa en nuestro cerebro la señal de que estamos en medio del día, por lo que aparece el insomnio, tardamos en coger el sueño, nos desvelamos y este pasa a ser de peor calidad. Otro efecto negativo es la fatiga visual ya que produce más deslumbramiento que otras luces, dificultan el enfoque y produce pérdida de visión al contraste, por lo que nos cansamos más. En la medida de lo posible, deberíamos habituarnos a desconectar los dispositivos emisores de luz azul en las últimas horas del día cercanas al sueño.

SIETE CURIOSIDADES SOBRE EL SUEÑO:

  1. NUESTRO CEREBRO PUEDE REDUCIR SU TAMAÑO SI DORMIMOS MAL. Cuando se duerme poco de manera continuada o la calidad del sueño no es buena, el volumen del cerebro, va disminuyendo. Esta reducción repercute directamente en el lóbulo frontal, temporal y parietal del cerebro, zonas encargadas de importantes capacidades como el lenguaje, el equilibrio o el tacto.
  • AL DORMIR, NUESTRO  CEREBRO ELIMINA “BASURA».

De la misma forma en la que los riñones limpian nuestra sangre, por la noche, cuando dormimos, nuestro cerebro expulsa subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia; además de sustancias nocivos como la proteína beta-amiloide responsable de la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos neurológico. ¿Cómo sucede esto?. Al dormir se activa un “sistema de limpieza”, en donde los vasos sanguíneos del cerebro aprovechan para eliminar residuos. El conocido como “sistema linfático” suplementos el papel del sistema responsable de la eliminación de residuos celulares en el resto del cuerpo – el sistema linfático -, cuya función no se extiende al cerebro.

  • NO DORMIR LO SUFICIENTE HACE QUE AUMENTE EL APETITO.

La falta de sueño reduce los niveles de leptina, la hormona reguladora del apetito y la sociedad. De hecho, dormir muy poco se vincula indirectamente a la obesidad. Por ello, es probable que si no has tenido un buen descanso, tengas más apetito durante el día, además de sentirse propenso a elegir comida poco saludable.

  • TODOS SOÑAMOS, PERO POCAS VECES RECORDAMOS NUESTROS SUEÑOS. ¿Eres de los que dice que nunca sueña?.

La verdad es que sí lo haces, sólo que no lo recuerdas. Cada sueño dura entre 5 y 20 minutos, y olvidaremos el 95% de ellos.

  • NO TODOS LOS SUEÑOS SON A COLORES. El ser humano sueña mayoritariamente en color. Sin embargo un 12% de la población sueña exclusivamente en blanco y negro. Actualmente, la mayoría de los menores de 30 años afirma soñar en colores, algo que se atribuye a que nunca han visto la televisión en blanco y negro.
  • LAS PERSONAS INVIDENTES TAMBIÉN SUEÑAN, PERO DIFERENTE. Según los científicos, los ciegos de nacimiento, al no poder ver durante la vigilia, temporal lo pueden hacer mientras sueña. Sin embargo, tienen sueños repletos de sensaciones táctiles, de movimientos y de sonido. Por otro lado, la mayoría de las personas invidentes, que pierden la vista por algún motivo, sí pueden soñar visualmente.
  • EXISTE UN RECORD MUNDIAL SIN DORMIR. En 1977, el libro Guinness de los records registró que la Señora Maureen Weston, de Cambridgeshire en Inglaterra, permaneció despierta 18 días (449 horas). Al final experimentó alucinaciones y, en la actualidad está prohibido realizar pruebas de este tipo por el riesgo que implican para la salud.

DORMIR COMO FUENTE DE BELLEZA

Dormir es vital para el organismo y, aunque poca gente lo sepa, es fundamental para tener una piel y un aspecto radiante.

Un gran secreto de belleza es dormir correctamente, las ocho horas recomendadas y alguna más. Este sencillo truco mejora nuestra capacidad de concentración, nuestro humor, creatividad y nuestro aspecto. Los expertos aseguran que ayuda a disminuir la profundidad de las arrugas de cara y cuello y a eliminar muchas de las toxinas que en parte nos hacen envejecer.

El problema radica en el ritmo frenético de la rutina que puede alterar el ciclo del sueño e impedir el correcto descanso.

Estudios recientes hacen especial hincapié en que hay que dormir entre 6 y 8 horas, insistiendo en que el hecho de no hacerlo puede acarrear graves problemas de salud. Reducir el descanso nocturno aumenta un 12 % el riesgo de muerte prematura.

Además, la falta de sueño puede llegar a aumentar nuestro índice de masa corporal hasta 1,4, favoreciendo la obesidad y el sobrepeso. En definitiva es necesario, vital, y fuente de juventud.

Ángel Ortuño Asenjo