La constancia y la disciplina te guiarán hacia cada una de tus metas

La constancia y la disciplina te guiarán hacia cada una de tus metas

Puedes tener talento, profesionalismo, ética y un sinfín de habilidades y valores, pero sin constancia ni disciplina, definitivamente tu camino hacia el éxito puede tornarse un poco turbulento, ya que estas son indispensables no solo para comenzar a emprender, sino también para continuar creciendo empresarialmente. Afortunadamente existen algunas claves para potenciarlas, y a continuación te explicaremos cuáles son las mejores.

Entonces ¿Cómo se puede incrementar la constancia y la disciplina?

No te vamos a mentir, esta no suele ser una tarea sencilla, ya que como todo lo que merece la pena, requiere mucho esfuerzo y compromiso de tu parte. Ahora que lo pensamos, es gracioso cómo aumentar la disciplina y la constancia requiere de las mismas habilidades, pero esto solo nos confirma que para todo en la vida se necesita ser disciplinado y constante.

La constancia y la disciplina te guiarán hacia cada una de tus metas

¿Nuestro consejo? Enfócate en los beneficios de incrementarlas, en lo que realmente significará potenciarlas para tu desarrollo personal y profesional.

Entre algunos de estos beneficios, podemos contar:

  • Desarrollarás más eficientemente otros talentos y habilidades.
  • Te concentrarás mucho más en tus metas.
  • Estarás cuidando de tu mente y tu alma.
  • Mantendrás una autoestima alta.
  • Potenciarás tu responsabilidad.
  • Controlarás mucho mejor tus emociones.
  • Alcanzarás cada una de tus metas y objetivos.

Mantén cada uno de estos beneficios en tu mente, analiza qué significa cada uno, cómo se podrían aplicar en tu negocio, y comienza a trabajar en la potenciación de tu constancia y disciplina, siguiendo estos consejos:

Determina una razón clara

Sabemos deseas potenciar tu disciplina y constancia, pero ¿Por qué? ¿Cuáles son las razones que te llevan a querer esto? ¿Es por alguno de los beneficios mencionados anteriormente? ¿Crees que es necesario para alcanzar cierta meta en específico? ¿Te han dicho que necesitas ser más disciplinado?

La constancia y la disciplina te guiarán hacia cada una de tus metas

Cualquiera de estas razones son válidas. Lo realmente importante es que determines una en específico, o máximo 3, y los beneficios de cada una de ellas.

Por ejemplo, puede que desees potenciar tu disciplina y constancia para prospectar mejor. Lo que te beneficiaría a nivel financiero, ya que si incorporarás a más personas a tu negocio, obteniendo una recompensa económica por cada una de ellas.

Esto te mantendrá enfocado en tus objetivos, facilitándote el camino.

Aprende a lidiar con la tentación antes de que aparezca

Muchas veces, cuando intentamos adoptar nuevos hábitos, surgen ciertas situaciones que podrían interpretarse como tentaciones, que nos distraen de la consecución de nuestro objetivo.

Estas distracciones podrían presentarse como el estreno de esa película en Netflix que estabas esperando, o la invitación a una reunión entre amigos o sencillamente el deseo de quedarse en cama, haciendo absolutamente nada durante todo el día.

Para evitar caer en ellas, y ser más constante en cuanto a tus responsabilidades, puedes preparar una respuesta que te sirva para mantenerte disciplinado en cuanto al cumplimiento de tus objetivos.

Por ejemplo, si te invitan a esa reunión entre amigos justo el día en el que debes ir a prospectar, respóndete a ti mismo que ir a esa reunión puede ser un paso hacia atrás en cuanto a la consecución de tus objetivos.

Puedes ir el día siguiente a la casa de tus amigos, u organizar la próxima reunión. Pero debes cumplir con tu responsabilidad de prospectar antes.

Identifícate como una persona disciplinada y constante, desde este preciso momento

Repítete a ti mismo que eres alguien muy constante y disciplinado, de esta manera tu mente te obligará a justificar estas afirmaciones con acciones.

No importa que aún estés en el proceso de adquirir el hábito, mentalízate que ya eres disciplinado y trabaja por ello.

Cero presiones

No te presiones demasiado en adquirir estos nuevos hábitos en poco tiempo. Ten en cuenta que potenciar la disciplina y la constancia requiere de cierto tiempo y depende de muchos factores, como el grado de dificultad y de exigencia que se requieran.

Nosotros sabemos que puedes lograrlo, no tienes que demostrarle nada a nadie, solo a ti mismo. Sé comprensivo, empático y paciente contigo mismo, y transita este proceso de la manera más exitosa posible.

Por último, pero no menos importante, ten presente que cuando deseas incorporar un hábito nuevo en tu vida, al principio y durante un tiempo, deberás tener muy claro que tendrás que realizar esa nueva acción de manera intencionada.

Es decir, todo razonamiento que te lleve a decir “es que nunca he sido demasiado disciplinado o constante” no debería detenerte.

¡Tú puedes lograrlo! Solo debes creer en ti mismo y seguir los consejos explicados antes.

¡Éxitos!